Rabia

Miles de personas al año mueren de rabia en todo el mundo. La rabia es una enfermedad poco frecuente en los Estados Unidos, pero casi siempre resulta mortal. La buena noticia es que esta enfermedad se puede prevenir con la vacuna antirrábica.

La vacuna antirrábica es para personas que corren mayor riesgo de entrar en contacto con la rabia, como los veterinarios. También se administra a personas que fueron mordidas por un animal, si existe posibilidad de que ese animal tuviera rabia.

Si lo muerde un animal que podría tener rabia, comuníquese de inmediato con su médico. Conozca más sobre dónde acudir si tiene rabia.

¿Por qué es importante la vacuna antirrábica?

Aunque es poco frecuente en los Estados Unidos, las personas que contraen rabia casi siempre mueren. En los Estados Unidos las personas tienen más probabilidad de contraer rabia a través de animales salvajes. En otros países la rabia es más común.

Si lo mordió un animal que podría tener rabia, o si corre riesgo de entrar en contacto con la rabia, es muy importante que se vacune.

¿Qué es la rabia?

La rabia es una enfermedad causada por un virus que se transmite a los humanos a través de la mordida de un animal rabioso (un animal que tiene rabia). Las personas en los Estados Unidos tienen más probabilidad de contraer rabia a través de animales salvajes , especialmente de los murciélagos. Animales como mapaches, zorrillos y zorros también pueden propagar la rabia. También es posible contraer la rabia de mascotas como perros y gatos que no están vacunados. En los países en donde la rabia todavía es común, las personas suelen contagiarse a través de las mordeduras de perros rabiosos.

Por lo general la rabia no se propaga de persona a persona, aunque en casos muy pocos frecuentes una persona puede contagiar a otra durante un trasplante de órganos.

Los primeros síntomas de la rabia incluyen:

  • Debilidad
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza

A medida que la enfermedad empeora, la rabia puede causar:

  • Dificultad para dormir
  • Confusión
  • Ansiedad o excitación (sentirse nervioso, preocupado o molesto)
  • Convulsiones (movimientos o comportamientos inusuales repentinos)
  • Alucinaciones (ver cosas que no hay)
  • Hidrofobia (temor al agua)

Una vez que aparecen los síntomas de la rabia, en la mayoría de los casos la persona muere. Conozca más sobre la rabia.

¿Quién debe vacunarse contra la rabia?

Personas en riesgo de contraer rabia

Es recomendable que se vacunen contra la rabia las personas con alto riesgo de entrar en contacto con la enfermedad. Por ejemplo, es posible que deba vacunarse contra la rabia si:

  • Trabaja como veterinario o está en contacto con animales
  • Es un estudiante de veterinaria
  • Estudia o explora cuevas
  • Estudia el virus de la rabia
  • Viaja a otros países donde la rabia es frecuente

La vacuna se administra en 3 dosis. La segunda dosis se aplica 7 días después de la primera, seguida de una tercera dosis 21 o 28 días después de la primera.

Vacunación después de la mordedura de un animal

Si lo muerde un animal que podría tener rabia, puede recibir la vacuna contra la rabia para evitar enfermarse. Un médico le ayudará a decidir si necesita la vacuna.

Si nunca se ha vacunado contra la rabia, necesitará 4 dosis de la vacuna. Le darán la primera dosis de inmediato, seguida de otras:

  • 3 días después de la primera dosis
  • 1 semana después de la primera dosis
  • 2 semanas después de la primera dosis

También le aplicarán una inyección llamada inmunoglobulina antirrábica con la primera dosis, para ayudar a su cuerpo a combatir el virus más rápido.

Si ya se ha vacunado contra la rabia, necesitará 2 dosis luego de la mordida del animal. Recibirá la primera dosis de inmediato, seguida por otra dosis luego de 3 días. No necesitará la inyección de inmunoglobulina antirrábica.

Consulte con su médico si cree que usted o alguien de su familia necesita vacunarse contra la rabia.

¿Quién no debe vacunarse contra la rabia?

Algunas personas que no deben recibir la vacuna contra la rabia, o que deberían esperar para recibirla. Recuerde informarle al médico antes de vacunarse si usted:

  • Tuvo una reacción alérgica a la vacuna contra la rabia en algún momento
  • Tiene otro tipo de alergia grave
  • Tiene el VIH/SIDA
  • Tiene cáncer
  • Toma medicamentos que pueden afectar su sistema inmunitario
  • Está embarazada o amamantando

Si ya entró en contacto con la rabia, por ejemplo si lo mordió un animal que podría tener rabia, necesitará vacunarse aunque tenga alguna de estas afecciones.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la vacuna contra la rabia?

Los efectos secundarios suelen ser leves y desaparecen en unos pocos días. Pueden incluir:

  • Dolor, inflamación o enrojecimiento en el lugar donde se aplicó la inyección
  • Dolor de cabeza
  • Malestar estomacal
  • Dolor de estómago
  • Dolores musculares
  • Mareo

Los efectos secundarios menos frecuentes de la vacuna contra la rabia incluyen:

  • Ronchas (manchas rojas que pican en la piel)
  • Dolor en las articulaciones
  • Fiebre

Los efectos secundarios graves de la vacuna contra la rabia son muy poco frecuentes.

Al igual que con cualquier medicamento, hay una pequeña probabilidad de que la vacuna contra la rabia cause una reacción grave. Tenga en cuenta que vacunarse contra la rabia es más seguro que contraerla. Conozca más sobre los efectos secundarios de las vacunas.

¿Dónde puedo obtener más información acerca de la vacuna contra la rabia?

Las Declaraciones de información sobre la vacuna (VIS, por sus siglas en inglés) cuentan con información detallada sobre las vacunas recomendadas.

ÚLTIMA MODIFICACIÓN: julio 2020