Enfermedad meningocócica

La enfermedad meningocócica solía provocar miles de infecciones graves al año. Gracias a las vacunas, ahora hay menos casos que nunca de la enfermedad meningocócica en los Estados Unidos.

Existen 2 tipos de vacunas contra el meningococo:

  • La vacuna MenACWY para preadolescentes, adolescentes y niños y adultos con ciertas afecciones de salud
  • La vacuna MenB para personas mayores de 10 años que tienen ciertas afecciones de salud o se encuentran en áreas con un brote de la enfermedad meningocócica, serogrupo B
¿Por qué son importantes las vacunas contra el meningococo?

La enfermedad meningocócica es poco frecuente, pero las personas siguen contrayéndola, y los adolescentes, adultos jóvenes y personas con ciertas afecciones de salud corren mayor riesgo. La enfermedad meningocócica puede causar infecciones graves en la capa de tejido que recubre el cerebro y la médula espinal o en la sangre.

La protección de estas infecciones es muy importante porque pueden volverse peligrosas rápidamente. De hecho, pueden ser mortales en cuestión de horas.

Vacunarse es la mejor manera de prevenir la enfermedad meningocócica.

¿Qué es la enfermedad meningocócica?

La enfermedad meningocócica es causada por un tipo de bacteria. Algunas personas contraen los gérmenes que causan la enfermedad meningocócica, pero no se enferman. A estas personas se les denomina "portadores". Sin embargo, otras contraen la enfermedad meningocócica, que puede causar infecciones graves. Las más comunes son meningitis y septicemia.

La meningitis meningocócica es la inflamación del tejido fino que recubre al cerebro y la médula espinal. Algunos síntomas comunes incluyen:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Rigidez en el cuello
  • Mayor sensibilidad a la luz
  • Confusión
  • Malestar estomacal y vómito
  • Menos actividad de lo usual, fastidio, vómitos y pérdida de apetito (en bebés)

Los bebés pueden tener síntomas como estar menos activos de lo habitual, estar quejándose, vomitando y sin ganas de comer.

La septicemia meningocócica es una infección del torrente sanguíneo que causa sangrado de la piel y los órganos. Algunos síntomas comunes incluyen:

  • Fiebre y escalofrío
  • Cansancio
  • Vómito y diarrea (deposición blanda)
  • Manos y pies fríos
  • Dolores intensos en los músculos, las articulaciones, el pecho o el estómago

1 de cada 5 personas que sobreviven la enfermedad meningocócica tendrán discapacidades a largo plazo, como pérdida de la audición o daño cerebral.

La bacteria meningocócica se propaga a través de la saliva o escupitajos, por lo general mediante:

  • Contacto directo, como cuando una persona que tiene la bacteria en su nariz o garganta tose o besa a otra persona
  • Contacto continuo, como cuando se vive con una persona que tiene la enfermedad

Conozca más sobre la enfermedad meningocócica.

¿Qué personas deben vacunarse contra el meningococo?

Todos los preadolescentes y adolescentes deben vacunarse contra el meningococo como parte de su calendario de vacunación de rutina.

Consulte el calendario de vacunación de rutina para:

Las vacunas contra el meningococo también se recomiendan para las personas con mayor riesgo de contraer la enfermedad meningocócica. Esto puede incluir a las personas que:

  • Viven en lugares donde las personas están en contacto cercano con otros (como dormitorios universitarios)
  • Tienen ciertas afecciones médicas, como el VIH
  • Viajan a cierta parte de África subsahariana conocida como el "cinturón de meningitis"

Vacuna MenACWY

La vacuna MenACWY se recomienda para:

  • Preadolescentes y adolescentes de 11 a 18 años (2 dosis)
  • Niños y adultos mayores de 2 meses y adultos que tienen mayor riesgo de padecer la enfermedad meningocócica (la dosis puede variar)

Vacuna MenB

La vacuna MenB se recomienda para niños y adultos mayores de 10 años que corren mayor riesgo de padecer la enfermedad meningocócica, serogrupo B (la dosis puede variar). Además, todos los adolescentes pueden recibir la vacuna MenB, preferiblemente de los 16 a 18 años. Se requieren dosis múltiples y se debe utilizar la misma marca para todas las dosis.

Consulte con su médico sobre cómo proteger a su familia contra la enfermedad meningocócica.

¿Qué personas no deberían vacunarse contra el meningococo?

No debería vacunarse contra el meningococo si ha tenido una reacción alérgica potencialmente mortal a la vacuna contra el meningococo o a cualquier ingrediente de la vacuna.

Asegúrese de informarle al médico antes de vacunarse si usted:

  • Tiene alergias graves de cualquier tipo
  • Está embarazada o amamantando

Si está enfermo, es posible que deba esperar hasta que se sienta mejor para recibir la vacuna contra el meningococo.

¿Cuáles son los efectos secundarios de las vacunas contra el meningococo?

Los efectos secundarios de las vacunas contra el meningococo suelen ser leves y desaparecen después de unos días.

Vacunas MenACWY

Los efectos secundarios de la vacuna MenACWY pueden incluir:

  • Dolor o enrojecimiento en el lugar donde se aplicó la vacuna
  • Fiebre baja

Vacuna MenB

Los efectos secundarios de la vacuna MenB pueden incluir:

  • Dolor, enrojecimiento o inflamación en el lugar donde se aplicó la inyección
  • Cansancio
  • Dolor de cabeza, dolor muscular o dolor en las articulaciones
  • Fiebre o escalofrío
  • Malestar estomacal y diarrea (deposición blanda)

Al igual que con cualquier medicamento, hay una pequeña probabilidad de que la vacuna contra el meningococo cause una reacción grave. Tenga en cuenta que vacunarse contra el meningococo es mucho más seguro que contraer la enfermedad. Conozca más sobre los efectos secundarios de las vacunas.

¿Dónde puedo obtener más información sobre las vacunas contra el meningococo?

Las Declaraciones de información sobre la vacuna (VIS, por sus siglas en inglés) cuentan con información detallada sobre las vacunas recomendadas. Lea las VIS para conocer información sobre las vacunas que protegen contra la enfermedad meningocócica:

 

ÚLTIMA MODIFICACIÓN: abril 2020